5/29/2007


ATENCIÓN PUEBLO PPD !!!

Ciclo Cultura en la Ciudad:
"Boris Quercia en el Metro"


El destacado actor y cineasta conversará con la periodista Vivian Lavín, en la segunda edición de la exitosa iniciativa cultural, que día a día suma seguidores.

Continuando con el ciclo Cultura en la Ciudad, que sigue el exitoso camino que dejó Libros en la Ciudad en el ámbito literario, la invitación es a conversar con el destacado actor y cineasta Boris Quercia, quien ha logrado potenciar el interés en el cine nacional con sus innovadoras propuestas sobre la realidad de nuestro país.


Quercia ha conseguido incrementar las cifras de asistencia a las salas locales de la mano de un nuevo estilo filmográfico que conjuga la comedia con intereses populares y elencos atractivos para el público; al mismo tiempo que ha potenciado su destacada carrera como actor.

A través de éxitos como “Sexo con amor” y “El rey de los huevones”, Boris Quercia se empina en el camino de los más importantes creadores nacionales, y sobre esta entrega y la industria nacional, serán las reflexiones que compartirá con los asistentes.

De este modo, Corporación Cultural MetroArte y Radio Universidad de Chile se unen para llevar al público lo mejor del arte y la cultura nacionales, en un año que estará caracterizado por la diversidad de sus invitados.

La cita es el próximo miércoles 30 de mayo a las 19:30 horas en la Estación del Metro Quinta Normal, línea 5.

En la ocasión el público tendrá la oportunidad de disfrutar de un agradable café y dialogar con Boris Quercia.
La entrada es liberada.


La conversación será transmitida el jueves 31 de mayo a las 19:00 horas en el programa Vuelan las Plumas, a través del 102.5 FM, Radio Universidad de Chile.

102.5
Radio
Universidad de Chile
977 1576

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

http://www.lanacion.cl/
Martes 29 de mayo de 2007

LOS DOS EX AGENTES SE MANTIENEN ENCAUSADOS POR EL CRIMEN DE VÍCTOR DÍAZ
En libertad primeros procesados por Conferencia
El beneficio lo otorgó la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, al brigadier (R) Jorge Escobar Fuentes y al ex empleado civil del Ejército Eduardo Garea Guzmán. Son los primeros de los últimos 56 procesados este año en la causa que lo obtienen.



Jorge Escalante
La Nación
Los primeros procesados en la causa Calle Conferencia que permanecían bajo arresto, pertenecientes a la última fase indagatoria de ese juicio posibilitada por los nuevos antecedentes recabados a partir de enero de 2007, fueron dejados ayer en libertad provisional por la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, previo pago de una fianza de 100 mil pesos cada uno.
Si bien sus encausamientos dictados por el ministro Víctor Montiglio se mantienen, en votación dividida la sala concedió la libertad provisional del ex agente civil de la DINA Eduardo Garea Guzmán, y del brigadier (R) también ex integrante de ese organismo Jorge Escobar Fuentes, en este caso por decisión unánime de la sala.
Ambos permanecen procesados como coautores del secuestro con homicidio del dirigente comunista Víctor Díaz López, ocurrido a comienzos de 1977 en el ex cuartel clandestino de la DINA ubicado en calle Simón Bolívar 8630 en la comuna de La Reina, hasta hace poco desconocido.
La nueva fase indagatoria del juez Montiglio y la Brigada de Asuntos Especiales y Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones, fue posible por antecedentes aportados en enero pasado por un ex mozo del ex jefe de la DINA Manuel Contreras, y por el ex empleado civil del Ejército adscrito a la DINA y luego a la CNI Carlos Marcos Muñoz. Éste se suicidó el jueves pasado al interior del Batallón de Policía Militar en Peñalolén, donde permanecía arrestado.
A partir de enero Montiglio procesó a 56 ex agentes que integraron la Brigada Lautaro y el Grupo Delfín, cuyas identidades no se conocían hasta esa fecha. Todos operaron en Simón Bolívar para exterminar principalmente a la dirigencia comunista en la clandestinidad. A ellos se suman otros nueve encausados previamente por el juez Juan Guzmán por el secuestro y homicidio de la dirigenta PC Marta Ugarte. El ex agente Garea se encuentra también declarado reo por el crimen de Ugarte.
En el caso de Garea, el ministro Montiglio había denegado su libertad provisional considerándolo un peligro para la sociedad. Este ex agente también está procesado por el secuestro y desaparecimiento en 1976 del matrimonio comunista Bernardo Araya y Olga Flores, y ha sido reconocido por ex prisioneros en careos como uno de quienes aplicaba las torturas en el centro de detención encubierto conocido como Calle Venecia.
En el caso de Escobar Fuentes, éste comandó una muy poco conocida Brigada de Contrainteligencia que la DINA formó presumiblemente en 1976, y según algunos encausados también habría operado en Simón Bolívar. Fue defendido por el abogado Cristián Heerwagen y Garea por el ex abogado de Manuel Contreras, Juan Carlos Manns.


CORTE MANTUVO CONDENAS CON REBAJAS
Por el secuestro y desaparición en diciembre de 1974 del mirista Dagoberto San Martín Vergara, la Segunda Sala Penal de la Corte Suprema mantuvo, con dos rebajas, las condenas del ex jefe de la DINA, general (R) Manuel Contreras, del ex jefe del Departamento Exterior de la DINA, brigadier (R) Raúl Eduardo Iturriaga Neumann, y del ex jefe del Grupo Águila de ese organismo, brigadier (R) Miguel Krassnoff Martchenko. La sala exculpó del caso al ex agente Gerardo Urrich.
En el caso de Contreras la sala aplicó rebaja de 15 a 10 años de presidio, para Iturriaga de 10 años a cinco años, y a Krassnoff le mantuvo los cinco años. Éstos fueron condenados por el ministro Alejandro Solís y la Corte de Apelaciones había mantenido las penas dictadas por él.
El abogado querellante Nelson Caucoto declaró que “aquí lo relevante es que la Corte Suprema mantiene el criterio de condenar los crímenes de lesa humanidad de acuerdo con la legislación penal internacional, y las rebajas de las condenas son una cuestión secundaria”.

CHILE PAÍS DE COBARDES Y FASCISTAS.

10:42 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

http://www.lanacion.com.ar/
Lanacion.com (Argentina) - Argentina
Miércoles 30 de mayo de 2007 |
 
Tras la muerte de Augusto Pinochet
 
Los represores rompen el silencio en Chile
 
Aportaron información que pemitió detener torturadores, identificar lugares de exterminio y conocer sus métodos de "trabajo"
 




SANTIAGO DE CHILE.- Tras la muerte del ex dictador Augusto Pinochet, los represores de su gobierno, que duró 17 años (1973-1990), comenzaron a aportar nueva y desconocida información a los tribunales chilenos que hasta el momento ha permitido detener a torturadores, identificar lugares de exterminio y conocer sus métodos de "trabajo".

El fin del llamado "pacto de silencio" mantiene hoy a casi 80 ex agentes detenidos por el llamado "Caso Conferencia", referente al descabezamiento de las sucesivas direcciones clandestinas del Partido Comunista en 1976, explicaron dirigentes de derechos humanos y abogados de la causa.

Uno de los aspectos más sorprendentes es la revelación de que casi toda la operación funcionó alrededor de no más de 20 cuadras de uno de los barrios más pudientes de Chile, señaló Viviana Díaz, vicepresidenta de la Agrupación de Detenidos Desaparecidos. Además, ocurrió cerca de la antigua casa del jefe máximo de la temida Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), Manuel Conteras -condenado actualmente-, un hombre que se jactó siempre de desayunar diariamente con Pinochet para informarle de la situación del país.

En un mismo sector funcionaba el centro de torturas de Villa Grimaldi, donde estuvo detenida la presidenta Michelle Bachelet, y el local de exterminio ubicado en la calle Simón Bolívar, hoy convertido en un condominio. También allí se encuentra hasta hoy la Academia de Guerra del Ejército.

Otra de las revelaciones más sorprendes es que el propio Pinochet acudió en persona a los lugares de tortura y exterminio para amenazar y encarar a los dirigentes comunistas. Así lo relató a la justicia el hombre que lo acompañó en ese viaje al cordillerano lugar de reclusión clandestina de Casa Piedra, el coronel de Carabineros, Ricardo Laurence, hoy retirado.

El ex agente explicó que Pinochet exigió a los dirigentes comunistas Víctor Díaz y Mario Zamorano que dejaran de oponerse a su gobierno. Díaz, quien soportó ocho meses de tortura, le respondió que pretender acabar con el PC era como querer secar el mar con un balde. Laurence le dijo al tribunal que nunca olvidó ese encuentro y la inesperada respuesta del detenido.

Las confesiones en este caso, que constituyó la primera querella contra Pinochet en Chile, comenzaron a sólo unas semanas de que muriera el ex dictador el 10 de diciembre de 2006, coincidiendo paradójicamente con el Día Internacional de los Derechos Humanos.

Un ex civil que tuvo acceso a estas operaciones declaró también de forma secreta a la Justicia un procedimiento permitido por las leyes chilenas para alentar la "cooperación eficaz". Entregó nombres, lugares y operaciones que permanecen en los cuadernos secretos que el juez del caso, Víctor Montiglio, conserva bajo su custodia.

Varios agentes fueron detenidos y terminaron confesando sus crímenes. "Aún sentían la figura de Pinochet y por eso no hablaban", opinó el abogado Eduardo Contreras, uno de los juristas de derechos humanos más respetados.

También revelaron que existía todo un equipo y metodología habitual para evitar que los cuerpos de los opositores fueran reconocidos. Nada se improvisaba. Primero los mataban, luego quemaban sus huellas dactilares y rostros. A continuación, les extraían los dientes y los enterraban o arrojaban al mar. Incluso cuando se hizo inminente el regreso de la democracia a fines de la década de los ‘80, exhumaron los cuerpos y los dinamitaron para que no quedaran rastros.

Pero el supuesto suicidio de un ex agente civil la semana pasada y los iniciales desdecimientos de algunos detenidos comenzaron nuevamente a sembrar dudas sobre hasta qué punto seguirán colaborando con la verdad los ex represores. De hecho, el abogado Contreras duda sobre el suicidio de Carlos Marcos. "Pudieron inducirlo al suicidio", opina, y advierte que Marcos era uno de los detenidos que más información entregó para aclarar las operaciones represivas.

Sea como sea, la puerta ya se abrió y las contradicciones ya no pueden borrar las confesiones.

Por Mauricio Weibel
De la agencia DPA

2:13 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home