1/17/2007

ATENCIÓN PUEBLO PPD !!!
ESTUDIANTE UNIVERSITARIO ES SANCIONADO
EN UNIVERSIDAD DE PLAYA ANCHA POR NO
PONERSE DE PIE DURANTE LA INTERPRETACIÓN
DEL HIMNO NACIONAL...



CHILE INTOLERANTE
Y CAVERNARIO

Por: Hernán Montecinos

Una vez más la intolerancia se ha hecho carne en una Universidad, esta vez en la Universidad de Playa Ancha. Una casa de estudios superior que debiera ser crisol del respeto por las ideas de cada cual, ha sido doblegada por la presión ejercida sobre ella por los poderes fácticos, para el caso, por El Museo Naval de Valparaíso, para que se sancionara a un estudiante de dicha Universidad. ¿El motivo?... No ponerse de pie durante la interpretación del Himno Nacional en una ceremonia de presentación de un libro.

En lo personal, hace ya varios años, para ser más preciso, a partir del 11 de septiembre de 1973, ya no me pongo de pie ni menos entono el Himno Nacional, pues muchas de sus frases y letras dejaron de interpretarme y las imágenes que de allí se desprenden repugnan lo más íntimo de mi conciencia. No necesito desglosar una por una sus estrofas para demostrar el significado y contenido que éstas encierran las que, en mi opinión, a la luz de los últimos acontecimientos históricos y políticos vividos a partir del año 1973 dejaron de tener sentido para muchos chilenos, por lo que entonarla hoy aparece como un acto insulso y sin sentido para muchos de nosotros. Entre otras, frases como, “El asilo contra la opresión” o “Vuestros nombres valientes soldados” o “Que te dio por baluarte el Señor”, sólo representan la negación de lo que ha sido Chile durante las últimas decenas de años que hemos vivido. Por lo demás, meter a Dios en el himno no tiene porque dejarnos contentos a aquellos que, como mi persona, somos por convicción ateos

Ahora bien, nadie puede estar obligado a hacer algo que repugne a lo más íntimo de su conciencia, aún cuando, una mayoría así lo haga y actúen como borregos ante el sólo mérito porque así lo hacen los demás. Ignoro si en la Constitución, o en una determinada ley, se determine específicamente que uno deba ponerse de pie cuando se interpreta el Himno Nacional. Si no existiera esa obligación, la sanción aplicada al estudiante por la Universidad resultaría, a lo menos, injusta y desproporcionada. Ahora, si lo hubiera, tanto peor, sin trepidar la calificaría de cavernaria, sobre todo, si es aplicada en una Universidad. También no deja de extrañarme el hecho que para la presentación de un libro previamente tenga que entonarse el himno nacional. En mi calidad de escritor me ha tocado asistir a numerosas presentaciones de libros y nunca jamás había sabido de algún caso en que tuvieran que entonarse sus tan controvertidas estrofas. Entiendo que así se hizo por tratarse de un recinto militar, pero es el caso que era un acto público y, en situación tal, no podía hacérsele exigencia al público asistente respecto de algo que, por protocolo, o por lo que sea, es exigible e indubitable para cualquiera que vista el uniforme militar.

Por eso, no puedo dejar de expresar mi más profunda solidaridad con el estudiante sancionado, haciendo mi enérgico reclamo contra todos aquellos que de algún u otro modo, son responsables de que estemos viviendo en un país tan intolerable. Por ello, también, suscribo cien por ciento cada uno de los términos de la carta pública por Camilo Gamonal Lillo, estudiante afectado, en que da a conocer las razones y circunstancias en que le tocó vivir tan bochornoso hecho, la que a continuación transcribo.


Trascripción de carta

MI DERECHO A RÉPLICA.


Me dirijo a la comunidad porteña en general y en especial al señor Roberto Benavente M. En respuesta a la carta de su autoría que fuera publicada por el diario El Mercurio, el día 5 de Diciembre de 2006, donde acusaba a un estudiante universitario de una supuesta falta de respeto por no pararse durante la interpretación del himno nacional en un acto en el museo naval de Valparaíso.
Yo soy ese estudiante y músico de la Universidad de Playa Ancha.

Aunque son razones personales, ya que el tema salió a la luz pública he decidido comentar mis motivaciones. Son muchos los rasgos identitarios de Chile con los que no estoy de acuerdo y no me representan en lo más mínimo, rasgos que no vale la pena mencionar en esta ocasión, pero que mentes agudas los supondrán. Mi acto no fue de rebeldía en contra de esa institución, es como hubiese actuado en cualquier parte y para mi no representa ninguna falta de respeto, ya que es un acto protocolar y el protocolo existe para adecuarse a los tiempos y ser roto cuando el contexto así lo amerite.

Por otra parte, el señor Roberto Benavente — que por su forma de pensar y de escribir, yo podría pensar que pertenece a las Fuerzas Armadas de Chile —, se refirió en su carta de denuncia diciendo: “…el himno nacional ES sagrado para todo chileno bien nacido y una demostración de respeto y amor a su patria”— yo no se que autoridad cree tener para llamarme “mal nacido” y ya que deja ver que tiene un gran amor por su patria espero que no haya sido cómplice en ningún grado del genocidio que cercenó a esta misma patria durante el oscurantismo que vivió Chile, y asimismo hace suponer que por ningún motivo, él permite que su querida Patria se venda al mejor postor a las transnacionales que explotan desmesuradamente los recursos naturales en pos de la modernidad y de los intereses capitalistas que nos rigen, entre otras cosas, de lo contrario su discurso no tiene valor ni consistencia alguna.

Como consecuencia de mi acto, la gente del museo naval pidió a la Universidad que se me sancionara por éste, lo que ésta acató de inmediato (existen convenios entre la Universidad de Playa Ancha y la Universidad Marítima), por lo que no era raro de esperar que defendiera sus intereses económicos primero que a sus alumnos y me desvinculara de todos los elencos musicales a los cuales pertenecía hasta el momento. — ¿será que las F.F.A.A. todavía tienen poder sobre las instituciones de Educación en este país?

Con esto quien más pierde es la casa de estudio a la que pertenezco, ya que frente a este acto de intolerancia y no respeto a la pluralidad, aspectos de los cuales hace gala la Universidad de Playa Ancha, recibí todo el apoyo de mis compañeros, ya que estas cualidades no son realmente ejercidas, ni respetadas, si son pasados a llevar sus intereses, (sobre qué tipo de intereses se trata, queda a la agudeza del lector).

No me resta más que dejar abierta solo una interrogante a los lectores:
¿Creen que esta forma de sanción sea la más pedagógica y razonable viniendo de una UNIVERSIDAD para con un alumno destacado que obtuvo beca por mejor promedio de la promoción en un año y egresó con todos los ramos al día y que la ha representado por más de 4 años en diferentes elencos, en localidades como Llay-Llay, San Felipe, Petorca, y sólo por un pan y un jugo por cada presentación?


Camilo Gamonal Lillo.
Egresado de Pedagogía en Educación Musical
Universidad de Playa Ancha.


Amig@s :
Esto inevitablemente me trae recuerdos...
el año 1982 (dictadura) cursando

Primero Medio en el Liceo Carmela Carvajal ,
omití cantar la segunda estrofa de nuestro Himno Nacional
(vuestros nombres valientes soldados...) y esto me conllevó la cancelación de matrícula.

Me inquieta y preocupa que hoy 25 años después
y en Democracia situaciones como esta se repitan...

¿Y a ustedes les preocupa?
Entonces ...
¿Qué hacemos?


Valeria Bustos Arriagada
Consejera Nacional PPD
puebloppd@gmail.com


3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Yo soy de los que me paro y canto nuestra canción patria, pero creo que no debe tomarse como una obligación sino como un privilegio, es USA es un ejercicio de la libertad de expresión el quemar su bandera, no son mas que símbolos.

8:34 a. m.  
Blogger Juan Carlos Morgado said...

Que lástima que la necedad de algunos aún sea gigante


cuidate y que tengas buen día

:)

2:42 p. m.  
Blogger Rockdrigus said...

Es una verddadera pena que ocurran cosas como estas en un chile q trata de creser apelando a la corduara y prudencia de todos en comunion.
pero afortunadamente ya egresaste y supongo tambián que se te hará justicia muy pronto.
ten fe.
este ya no es un país en dictadura y hay que cambiar las cosas...

Estudiante de Filosofía, UPLA.

7:13 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home