6/11/2007


ATENCIÓN PUEBLO PPD !!!
HA LLEGADO ARTÍCULO...

CORPUS CHRISTI Y LA PAZ VERDADERA
Por Gonzalo Rovira

Fuente: www.cronicadigital.cl

Las pantallas de televisión se han llenado de homenajes a nuestros héroes patrios, y a veces se olvida que cuando lo hacemos estamos asumiendo una forma de ver nuestra propia historia como nación.

Hace pocos días atrás, todos nos hemos enterado que los habitantes de nuestra larga y angosta faja de tierra están entre las veinte sociedades más pacificas del planeta. Y, junto con compartir y alegrarme por esta constatación, me parece necesario hacer algunas reflexiones.

En primer lugar, sigo creyendo que es nuestra común aspiración el vivir con igualdad de oportunidades, en una sociedad en que podamos mirar todos con optimismo el futuro, y en el que los chilenos se sientan dueños de sus destinos individuales y libres para escoger la vida que deseen vivir.

Ya en tiempos de Homero se distinguía entre los afanes de paz y los de la violencia. La Iliada, sin duda, es un poema de guerra y si en ella se frustran los intentos de paz que emprenden los hombres, sería sólo por la intervención de los dioses para que la violencia continuara. De hecho, cuando se intenta zanjar la disputa por Helena con el duelo de Paris y Menelao, Afrodita secuestra a Paris a plena luz del día y lo lleva al lecho de su amada, transgrediendo un principio básico: el amor se hace de noche y la guerra de día. Pero para incitar a la violencia no hay principios.

La Odisea en cambio, aunque hay combates, es claramente un poema de paz. Ulises nunca busca hacer la guerra, lo que quiere es recuperar su vida en su patria, junto a su esposa y su hogar. Y si la Iliada concluye con la tregua para enterrar a Héctor, la Odisea termina con el pacto de paz de Ulises con los familiares de quienes él mismo había muerto.

En el escudo de Aquiles, el artesano Hefesto había forjado el enfrentamiento de dos pueblos, el de la paz y el de la guerra. Por lo demás, un tema muy anterior al mismo Homero y que ya está presente muchos siglos antes en la bandera de Ur, de la antigua Mesopotamia, Pero lo más probable es que estas imágenes y conceptos tengan relación, más que con el conflicto social, con el temprano reconocimiento de otros temas, necesarios de abordar en otra ocasión: el concepto de paz en la política y el que los hombres, el género masculino de nuestra especie, seamos particularmente violentos.

Más allá de los problemas que involucra la utilización de conceptos tan genéricos, creo que efectivamente en el escudo de Aquiles nuestro pueblo se identifica con aquellos amantes de la paz, pero que, como Ulises, no dudan en defender su derecho a la libertad. En los años 80’, en tiempos de la dictadura, a quienes no reconocían el mínimo derecho de nuestro pueblo a defenderse de la brutalidad criminal con que nos reprimían, les respondíamos que “si ellos hubiesen estado en las primeras décadas del siglo XIX, todavía seríamos colonia española”.

Tenemos deudas de paz y de violencia. Los héroes de nuestra historia, tanto los mapuches, como los colonos y chilenos, en general, fueron hombres pacíficos que les tocó enfrentar la defensa ya sea de nuestros derechos como seres humanos, como pueblo soberano o como amantes de la paz.

Cuando se cumplen veinte años desde la matanza de Corpus Christi, debemos avanzar en el reconocimiento de hechos de la historia que nos han marcado como chilenos, y rendir homenaje como sociedad a quienes en el último tramo de nuestra historia republicana perdieron la vida defendiendo la democracia. La paz fue conquistada, no nos fue regalada y quienes nos entregaron sus vidas para recuperarla, iban camino a reencontrarse con sus esposas y sus hogares.

La FECH ya había perdido a Patricio Manzano y a Tatiana Fariña, y en esa matanza perdimos al estudiante y amigo nuestro, Ricardo Silva, a quien tuve el honor de sepultar, el mismo día que despedí a mi amigo de infancia Juan Henríquez Araya, asesinado junto a él. Ese día hablé en siete funerales, prometiendo no olvidarlos, recordando en cada una de nuestras hermanas y hermanos caídos lo mejor de la epopeya nacional que culminó con el triunfo de la paz que ellos tanto amaban.

Las encuestas internacionales no se equivocan, fue por la vida que nos entregaron chilenos como Jecar Nehgme Cristi y muchos otros que en estos años, gracias a la lucha incansable de sus familiares, y a la justicia, han sido reconocidos con el título de Víctimas de la Dictadura, que hoy somos un pueblo que mira orgulloso su paz.

En ellos quiero recordar a todos quienes han tenido el gesto heroico de entregar su vida para que otros podamos construir la paz.

Si la violencia es el fracaso de la política, tras la violencia siempre la política vuelve a instaurar la paz como principio básico de convivencia. Pero no podemos borrar de la memoria que ésta se abrió paso en hombros de mujeres y hombres que fueron valientes y generosos.

No olvidemos, menos hoy día, en momentos en que resurgen escenarios de violencia, que la paz es una tarea cotidiana en la que todos tenemos responsabilidad, y no es a las víctimas de las injusticias, de las inequidades, a los más pobres y marginados, a quienes debemos controlar, sino a los que abusan del poder político, del poder del dinero, del poder de los medios de comunicación. La pobreza, las desigualdades sociales, y la exclusión nos violentan en forma cotidiana.

En fin, como decía Aquiles; “entre hombres y leones no puede haber contrato, ni concordia entre lobos y corderos”, pero tampoco debemos olvidar la conclusión humana que nos recordaba la diosa Atenea, finalmente la violencia es “para todos igualmente terrible”.

Por Gonzalo Rovira.
Miembro del Consejo Editorial de Crónica Digital.
Santiago de Chile, 11 de junio 2007

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

RECLAMAN JUSTICIA CONTRA CRIMINALES DE MATANZA DE DE OPERACIÓN ALBANIA


A casi 20 años de la masacre Operación Albania, ordenada por el dictador Augusto Pinochet y en la que resultaron asesinados 12 jóvenes chilenos, víctimas y familiares de esos hechos reclaman justicia contra los criminales.

Santiago Montenegro, sobreviviente de esa acción y quien resultó herido en la cabeza y un hombro, cifra sus esperanzas en que las nuevas generaciones reivindiquen el accionar político de aquellos integrantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

Las acciones de exterminio, ocurridas los días 15 y 16 de junio de 1987 en Santiago, marcaron para siempre el otoño de la dictadura de Augusto Pinochet, precisa, citado ayer por el diario La Nación.

También, para muchas personas como Claudia Correa, viuda de una de las víctimas, la impunidad existe aún en chile, pues -en su opinión- las condenas contra algunos de los asesinos son irrisorias.

La Corte Suprema, en tanto, dictaminará próximamente sobre casaciones penales a cuenta de abogados, los cuales, basados en pruebas testificales tratan de recalificar los delitos imputados para que sean considerados homicidios calificados y secuestros.

Según trascendió, el fallo judicial podría coincidir con la conmemoración de las dos décadas de la masacre, cuyo acto central se desarrollará el venidero día 14 en el capitalino Galpón Víctor Jara, en tanto otras actividades tendrán lugar en Viña del Mar.

Durante la Operación militar una veintena de militares, entre ellos el jefe de Operaciones, mayor Alvaro Corbalán Castilla, persiguieron y mataron a los miembros del FPMR, según documentos históricos.

Testimonios coinciden en que en la matanza Albania se conjugaron muchos de los elementos que caracterizaron a la dictadura de Pinochet: terror, violencia, tortura, ensañamiento y un manto de mentiras para evitar que se supiera la verdad de lo sucedido.

Santiago de Chile, 11 de junio 2007
Crónica Digital/PL

6:09 a. m.  
Anonymous amigo del pueblo said...

EX AGENTE DINA DEBÍA EMPEZAR A CUMPLIR CONDENA POR CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD

Prófugo Raúl Iturriaga Neumann

Ayer corrieron rumores del suicidio del general (R) y ex jefe del Departamento Exterior y de la Brigada Purén, Raúl Eduardo Iturriaga Neumann, quien se encuentra prófugo. Ministro Solís ordenó su arresto.



Jorge Escalante
La Nación

Inubicable permanecía hasta el cierre de esta edición el ex jefe del Departamento Exterior y ex jefe de la Brigada Purén de la DINA, general (R) Raúl Eduardo Iturriaga Neumann. Iturriaga se encuentra en calidad de prófugo, luego de que ayer no se presentara en el Penal Cordillera en la comuna de Peñalolén, para cumplir una condena de cinco años de presidio como autor del secuestro y desaparición (en 1974) del militante del MIR, Dagoberto San Martín Vergara.

Inicialmente Iturriaga fue condenado por este crimen a diez años de presidio por el ministro Alejandro Solís, pero la Sala Penal de la Corte Suprema rebajó su pena a cinco años.

El ministro Solís dictó ayer orden de arresto y el Departamento de Asuntos Especiales y Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones tiene plazo hasta las 11 horas de hoy para ponerlo a disposición del juez en su cuartel de calle Independencia.

Según dijo a La Nación el abogado de Iturriaga, Jorge Balmaceda, “no tenemos información de su paradero y estamos preocupados. Nadie en la familia sabe dónde está. Me visitó el viernes para pedirme los teléfonos del tribunal porque quería coordinar su presentación de hoy al Penal Cordillera. Algunos temen lo peor pero queremos ubicarlo para que no vaya a cometer alguna tontera”.

“DON ELíAS”

Ayer corrió el rumor de que Iturriaga pudiera haberse suicidado, sin embargo en el Comando de Apoyo Administrativo del Ejército (CAE) que coordina estos asuntos con los magistrados, se explicó que “no sabemos nada de su paradero”.

Es la primera condena que “Don Elías”, como se le conocía en la Brigada Purén, debe entrar a cumplir por este tipo de crímenes. Se sabe que el también ex jefe del Departamento Exterior de DINA a 1974 cuando ocurrió el asesinato del general Carlos Prats y su esposa en Buenos Aires, se encontraba “abatido” porque debía ingresar a cumplir su sentencia al penal que custodia Gendarmería. “Don Elías” también está procesado como coautor del crimen del general Prats y su esposa Sofía Cuthbert.

Si bien Iturriaga podría salir en libertad al cumplir la mitad de su sentencia, probablemente deberá seguir preso porque sería igualmente condenado en el caso Prats. Además tiene otros procesamientos como ex jefe de la Brigada Purén, causas en las que también recibiría penas de presidio.

Por la desaparición de Dagoberto San Martín también fueron condenados a penas de presidio el ex jefe de DINA, general (R) Manuel Contreras (10 años) (R) Miguel Krassnoff (cinco años).

Al interior del Penal Cordillera que cuenta con cinco cabañas enrejadas, permanecen cumpliendo otras condenas Contreras, Krassnoff, el ex segundo de DINA, Pedro Espinoza, el coronel (R) Maximiliano Ferrer Lima, el coronel (R) Marcelo Moren Brito, el brigadier (R) Carlos López Tapia, y el brigadier (R) Fernando Lauriani Maturana.

8:05 a. m.  
Anonymous asesino suelto said...

Iturriaga Neumann se rebela, mientras siguen su rastro

En un insurrecto comunicado, el también coautor del asesinato del general Carlos Prats y su esposa, acusó a los “jueces y ministros del Poder Judicial” de transgredir “vergonzosamente la Constitución y las leyes”.



Jorge Escalante
La Nación

La Brigada de Asuntos Especiales y Derechos Humanos de Investigaciones despliega todo su esfuerzo para ubicar y detener al insurrecto ex integrante de la plana mayor de la DINA, general (R) Raúl Eduardo Iturriaga Neumann, mientras el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Jaime Naranjo, instó a “actuar con firmeza y celeridad para detenerlo”.

En tanto, el ministro de Justicia Carlos Maldonado, afirmó que “lo que corresponde es que la policía lo detenga y ponga a la persona (Iturriaga) a disposición de la justicia”. El ex jefe del Departamento Exterior de la DINA y ex jefe de la Brigada Purén que hizo desaparecer a decenas de prisioneros desde su centro clandestino de calle Irán 3937 en la comuna de Macul, dejó ayer en claro en un comunicado que se encuentra en abierta rebeldía en contra de las instituciones del Estado y permanece escondido en algún lugar para no ingresar a cumplir una condena de cinco años de presidio.

“Don Elías” como era su chapa de agente en la Brigada Purén, fue condenado por el ministro Alejandro Solís a diez años de presidio como coautor del secuestro y desaparición en diciembre de 1974 del militante del MIR, Dagoberto San Martín Vergara. Sin embargo, la Sala Penal de la Corte Suprema rebajó esa condena a cinco años.

Con este look apareció Iturriaga en el video que envió a los canales de televisión y que fue emitido en los noticieros centrales.
Iturriaga Neumann engañó al juez Solís prometiéndole “bajo mi palabra de honor de militar” que, para evitar concurrir al palacio de tribunales donde temía ser “funado” por familiares de las víctimas, él mismo se presentaría el lunes pasado a las nueve de la mañana al Penal Cordillera en la comuna de Peñalolén, para ingresar a cumplir su condena.

No obstante, como parte de su ardid, hizo circular el lunes el rumor de su desaparecimiento lo que llevó incluso a su hermano Jorge, también ex agente DINA, a presentar el lunes por la noche un recurso por presunta desgracia en la 17a Comisaría de Carabineros de Las Condes. Con el comunicado de ayer del ex DINA, la investigación que había iniciado por ello un fiscal queda nula.

En su escrito “Luis Gutiérrez”, chapa que usó cuando fue jefe del Departamento Exterior de DINA en la planificación del asesinato del general Carlos Prats y su esposa Sofía Cuthbert en septiembre de 1974 en Buenos Aires, sostiene que “fui sometido a un indebido proceso”, afirma que el delito de secuestro es una ficción, y acusa que “muchos jueces y ministros del Poder Judicial chileno han transgredido abierta y vergonzosamente la Constitución y las leyes de mi patria”.

Por el doble crimen del general Prats y su esposa, el ex comando y hombre cercano a Pinochet está procesado y acusado como autor, al igual que su hermano Jorge. “Luis Gutiérrez” fue personalmente a Buenos Aires a preparar este atentado junto al autor material, el ex agente Michael Townley, y uno de los victimarios de la Caravana de la Muerte, Armando Fernández Larios. En este caso arriesga una condena de al menos diez años. De acuerdo al conserje del edificio donde Iturriaga Neumann vive en Las Condes junto a su pareja, éste salió el lunes “temprano con varias maletas”. LN

7:51 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

RAUL ITURRIAGA NEUMANN ES OTRO COBARDE, fue teniente del regimiento chacabuco donde a los militares recibían por primera vez instrucción.... los trataba en forma despota...otro desgraciado....todavía se acuerdan de él.

7:46 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home