11/08/2006

FRENTE NACIONAL DE SALUD
PARTIDO POR LA DEMOCRACIA

Estimados compañeros y compañeras,
Durante largo tiempo los militantes del sector salud del Partido por la Democracia, hemos venido haciendo grandes esfuerzos por construir un partido vivo, con fuerte arraigo en la sociedad y en que se respeten las grandes y hermosas ideas que inspiraron su creación, un partido con vocación de servicio público, que sea herramienta eficaz para luchar por los derechos de todos los chilenos.
En ese sentido hemos sido férreos defensores de los derechos de las personas que se atienden en el sector público de salud y hemos propagado con insistencia entre nuestros militantes el deber que tenemos de ser los mejores servidores públicos, los más entusiastas y los más firmes colaboradores de los gobiernos de la concertación, para llevar adelante los contenidos programáticos de estos gobiernos que han cambiado la cara de nuestro sector.
Por lo anterior queremos expresar nuestra preocupación por algunos hechos de política interna que rodean todo el nefasto capitulo de Chiledeportes, nos preguntamos ¿por qué? un militante joven, como Ricardo Farías, piensa que es natural decir “yo primero soy PPD, cuando pienso, pienso como PPD”. Nosotros también somos PPD, también somos funcionarios públicos y en ese sentido debemos decir “yo primero estoy al servicio de los chilenos, especialmente de los más pobres no importa su comuna”, esto implica que si en algún momento la violación de esos principios nos confronta a nuestras propias autoridades, bienvenido sea ese disenso, pero ¿dónde y cómo el compañero Farias aprendió, e hizo suyo, como algo natural, esa distorsión?, ¿cuál? o tal vez ¿quién fue el modelo de militante que el compañero Farias ha seguido?
Todos los casos que se han sucedido posteriormente al mail de Chiledeportes, han provocado una gran presión sobre el PPD, de alguna manera diríamos que se han salido de todo control, especialmente preocupantes son las acusaciones externas e internas que penden sobre el Senador Girardi, figura del PPD que se ha caracterizado por su empeño en denunciar los abusos que las grandes empresas e instituciones cometen sobre los chilenos y su medioambiente, sin duda que su capital político se ha deteriorado y con él, el de todo el partido; los hechos que rodean su situación deben ser investigados, por cierto, pero es indudable que estos ya han hecho un daño de imprevisibles consecuencias para el PPD.
Reconocemos una profunda crisis partidaria, una crisis de credibilidad que nos atrevemos a denunciar como una crisis ética a la que se debe poner atajo, con mano firme por parte de nuestras autoridades y con responsabilidad política por parte de los involucrados; la libertad que conlleva el concepto de un partido de ciudadanos lleva aparejada la responsabilidad cívica de dar los pasos necesarios para no dañar el PPD que tanto ha costado construir.
En ese sentido creemos que se impone una investigación de los hechos en un proceso que debe ser transparente y justo para alejar las dudas sobre la institucionalidad del partido, y que por otro lado se impone también el gesto libre y maduro de los involucrados de alejarse de sus responsabilidades institucionales e incluso de la vida partidaria con el fin de facilitar el desarrollo de ese trabajo.
Los miembros del PPD nos hemos dado una institucionalidad, ¡llego el momento que esta actúe!, del resultado de su acción se desprenderán lecciones importantes respecto a la profundidad de la crisis de sentido de nuestro partido, de ahí que sea necesario imponernos como militantes un momento de reflexión colectiva, no sobre modificaciones estatutarias que han sido superadas por el curso de los acontecimientos sino sobre los principios y valores que declaramos promover como la base de nuestra existencia y por cierto sobre nuestra capacidad individual y colectiva para encarnarlos.
En función de lo anterior proponemos al partido que, a través de sus autoridades, centre el Consejo General de este mes, en revisar y actualizar los principios que nos reunieron en el momento de la creación del partido y que han sido motivo de doloroso cuestionamientos en estos días. Creemos en un PPD por la Democracia.

FRENTE DE SALUD PARTIDO POR LA DEMOCRACIA

1 Comments:

Anonymous Fernando Soto said...

Gran declaración,pero palabras huecas sin contenido.El modelo de Farias es Vidal y Girardi.Ahí está el germén del problema.

Fernando Soto.

6:03 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home